sábado, 5 de febrero de 2011

Intervención de espacio público "Se vende/ se alquila éste local". Lalo Quiroz.2006


"...Ahora me encuentro suspendido "temporalmente" de mis funciones, por no decir que me están intentando amedrentar..."
Lalo Quiroz responde a los mails que se solidarizaron con su caso.


Muchas gracias Jesús por dar a conocer este asunto y por tus gratas palabras, aunque debo reconocer que me ha sorprendido tu iniciativa, pero conociéndote, no podía ser de otro modo mi estimado amigo; gracias también por el apoyo y solidaridad expuestos por Miguel, Karen y Renato, compañeros que respeto mucho, gracias de verdad.

Así es, vine a Huamanga hace ya casi diez meses, con la única intención de seguir aportando -esta vez desde una manera menos centralista- en los difíciles procesos de transformación social desde el arte y la cultura. En poco tiempo, tras haber sido seleccionado como responsable de la Unidad de Gestión Cultural de la UNSCH a través de concurso público, logré entender el complejo funcionamiento del CC-UNSCH e incorporarme rápidamente al sistema de trabajo. En menos de seis meses se logró iniciar un trabajo de articulación -inexistente hasta la fecha- con las principales instituciones y organizaciones en Ayacucho, se incluyó conversatorios como parte de las actividades con ejes temáticos relacionados a la problemática de la Región y se empezó a fortalecer los vínculos con los estudiantes de la UNSCH, hasta el momento excluídos de su centro cultural, gracias a la ausente presencia de la Universidad y a la mirada elitista del arte y la cultura promovida por la AECID.

Sin ánimos de aburrirlos, solamente con el objetivo de que tengan un mayor panorama de la situación, voy a intentar resumirles los origenes y razones que considero han derivado en el actual problema. A mi parecer la principal razón que ha conllevado al estado actual del CC-UNSCH, es por un lado, el desinterés, la ignorancia y la poca voluntad de las autoridades de la UNSCH, respecto a temas de arte y cultura; lo cual ha motivado que se ausenten y su presencia en el Centro Cultural sea mínimo, con directores que no tienen ni idea del rol de un Centro Cultural, dejando por otro lado que la AECID, quien ha sido la responsable del proyecto de restauración de la Casona Velarde (similar al proyecto de la Casona de la San Marcos) decida asumir responsabilidades que no le competen, al punto de tener injerencias que no le corresponden como por ejemplo desde proponer el organigrama del CC-UNSCH, su visión, misión, reglamentos, entre otros documentos de carácter interno, hasta determinar a las personas que deberían laboral ahí, con su cooperante español incluido. Es importante señalar que existe un convenio entre la UNSCH y el AECID, mediante el cual la Cooperación Española se compromete a otorgar Asistencia Técnica y Apoyo Económico hasta que el CC adquiera su autosostenimiento y por supuesto la UNSCH se compromete a implementar y orientar sus mejores esfuerzos al logro de esos propósitos.

Sin embargo en el mal cumplimiento de dichos compromisos por ambas parte, la AECID se ha encargado de convocar desde el inicio del funcionamiento del CC-UNSCH a un personal carente de las competencias necesarias para asumir con eficacia y compromiso el desarrollo y crecimiento del CC-UNSCH; asignándoles un sueldo bajo la modalidad de Recibos No Personales, sin contrato y por supuesto, sin ningún tipo de beneficios laborales. Y todo esto ante la impávida mira de las autoridades de la UNSCH, quienes hasta el momento no se terminan de dar cuenta de que el CC-UNSCH es de la Universidad y no de la AECID, y quienes deberían decidir, elegir y contratar al personal del Centro Cultural son los de la misma Universidad.


Pero en fin, para no hacerla más larga, lo cierto es que el CC-UNSCH ha ido avanzando sin ninguna dirección y gobernado por las endebles decisiones de Directores incompetentes y de Coordinadores Generales -impuestos por la AECID- que se ha adjudicado poderes que incluso ha sobrepasado la autoridad de los mismos Directores; llevando de esta manera a un desgobierno y a un manejo del Centro Cultural como si fuera tierra de nadie. Las consecuencias de todo esto y otros factores que sería más largo de explicar, son las que ahora han sumido al CC-UNSCH en su peor crisis; y por supuesto al develarse no solamente lo anteriormente expuesto, sino además actos de corrupción y delito contra la fe pública.

Ahora me encuentro suspendido "temporalmente" de mis funciones, por no decir que me están intentando amedrentar y están ejerciendo claras represalias por las denuncias que he hecho; pero según ellos se trata de un trato "igualitario" hasta que se realicen las debidas investigaciones. He tenido varias reuniones con el Rector, los Vice Rectores y el Asesor Legal, quien por momentos pareciera tener las intenciones de encubrir a la persona que ha incurrido en delito, imagino que por presiones de la AECID; pero la desición que les he trasmitido es que si hay un intento de pasar por alto este asunto, mi informe ingersaría a la Fiscalía y leugo haría la denuncia públicamente.

Bueno, para terminar decirles que felizmente tengo el respaldo de la comunidad artísticas ayacuchana y de algunas instituciones y organizaciones que están atentas al dictámen de la UNSCH; y quienes hoy día se pronunciaron en todos los medios.

Bien, una vez más gracias por las muestras de apoyo y solidaridad, a la gente que me ha llamado también, y seguiremos en la lucha. Hoy estoy saliendo para Lima, voy por unos días para cosas muy concretas, pero de todas maneras sería chevre verme con la gente que me ha escrito y con los que quieran también, mi fono 9988-1414-8.

Un abrazo a todos y todas.

Lalo Quiroz